ARTICULOS PUBLICADOS

Independencia en los estudios / delegación de responsabilidades

Víctor Cabrera Vistoso

                Psicólogo Clínico

Magister en Psicología Social Aplicada

Docente Universidad Autónoma de Chile

 

 

 

La vida entera es un río de experiencias dulces y amargas, cada una de las cuales nos exigen la emergencia de aptitudes, competencias y capacidades de afrontamiento capaces de restituir el equilibrio perdido o fortalecer nuestra identidad y rol social. Sin embargo  qué ocurre cuando no tenemos los repertorios conductuales requeridos, en otras palabras, cómo sorteamos las dificultades o superamos procesos de cambio gravitantes en nuestras vidas si no contamos con estrategias de afrontamiento ya probadas o tangencialmente experimentadas. Para los adolescentes la vida, tal cual se les presenta es un verdadero torrente de experiencias, sensaciones y emociones de todo tipo, no porque súbitamente surjan más acontecimientos, sino porque gracias al desarrollo neurológico alcanzado en este período y consecuente con la maduración en su capacidad de pensar, permite que se haga visible y posible la vida y sus vicisitudes con todos los ingredientes que necesariamente habrá que experimentar para cimentar experiencia y madurez. En tales condiciones todo es nuevo, todo se vive por primera vez y las posibles acciones que emergen para su enfrentamiento provienen de un mecanismo abstracto nunca puesto a prueba salvo en esa situación nueva, implicando todo ello un grado de estrés cuya intensidad dependerá de la representación mental que el joven tenga de la situación experimentada.

 

En nuestra cultura, el campo de preparación para ejercer la vida es la propia familia, fuente de nutrientes necesarios para fortalecer la seguridad, la valoración personal, la capacidad para tolerar la frustración o adversidad, la adaptabilidad a los cambios, la atribución de responsabilidad por aquello que le compete y fundamentalmente el compromiso e involucramiento con una visión de futuro donde él es el protagonista principal.  No obstante, no siempre esto es así de lineal puesto que la historia afectiva del ser humano se construye por hechos e interpretación de los acontecimientos, cuyo material se almacena como experiencia personal y única para la vida misma. Al respecto, parafraseando el pensamiento de Boris Cyrulnik, reconocido neuropsiquiatra, psicoanalista y   etólogo en la Universidad de Tolón (Francia), la diferencia que marca la autonomía  del animal en contraste con los seres humanos en su adultez joven lo constituye el tiempo que somos albergados en el seno familiar. El animal tempranamente da sus primeros pasos y desarrolla conducta de sobrevivencia, el ser humano tarda en nuestra sociedad un promedio de 18 años, período en el cual su identidad sigue teñida por las sentencias de verdad de su familia de origen, aspectos que lo harán más o menos competente para la vida. Para los que no han vivido tal período, la vida misma les enseñará y los hará competentes, en el mejor de los casos.

 

Para M.Marcè Conangla, psicóloga francesa experta en ecología emocional, vale preguntarnos entonces, qué queremos como padres: jóvenes  seguros de sí mismos, luchadores ante las dificultades,  con afán de aprender, respetuosos y que valoren la vida?  o  jóvenes ansiosos, dependientes, con miedo a equivocarse, incapaces de perseverar?. Ello dependerá de lo que hagamos o dejemos de hacer como familia y como sociedad.

 

En atención a mi experiencia en Psicología clínica sugiero lo siguiente:

  1. Acompañar a nuestros hijos en su idea de futuro, más que en sancionadores, recriminadores o parlantes de lo que les viene encima.
  2. Conversar en familia de los desafíos de esta etapa (egresar del colegio, rendir la PSU, cursar una carrera profesional).
  3. Escuchar sus ideas y proyectos sin prejuicios sino como posibilidades a explorar.
  4. Mostrar el fracaso como posibilidad de aprendizaje.
  5. Promover y fortalecer la autonomía y compromiso con el proyecto personal.

 

 

Anuncios

Ingresa en este cuadro tu trabajo o comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s