“Planificación del futuro y administración de posibles opciones”. Publicado en diario El Mercurio el 8 de diciembre de 2012.

PLANIFICACIÓN DEL FUTURO Y ADMINISTRACIÓN DE LAS POSIBLES OPCIONES:

Víctor Cabrera Vistoso

Psicólogo Clínico

Magister en Psicología Social Aplicada

 

Recientemente ha concluido el esperado proceso de selección universitaria, a través del rendimiento de la PSU, por el cual muchos estudiantes se prepararon durante todo un año, o si no, esperaron este momento con igual incertidumbre y preocupación. El desafío ahora es qué estudiar, de qué manera tal decisión permitirá la realización personal y el crecimiento económico deseado. Ciertamente esta tarea no está exenta de dificultades por varios motivos: primero porque a los 17 o 18 años no se cuenta con la madurez cognitiva necesaria para resolver una disyuntiva que no tiene precedentes en la historia evolutiva de un joven, dado que es una experiencia nueva en su repertorio conductual; segundo, porque cuenta con escasa información del amplio espectro de carreras que ofrece el mercado universitario o de aquellas que ofrecen instituciones alternativas, razón por la cual, la decisión muchas veces se inclina por lo que está de moda, por lo que más se conoce o lo que muestra la publicidad, que, ciertamente es atractivo e ilusionante ; tercero, porque durante su período escolar ha sido un receptor pasivo de un modelo de educación y de valoración social orientados a un delimitado espectro de ámbitos profesionales, congruentes con un escenario económico mundial;  cuarto, porque generalmente es la primera generación que ingresará a la universidad, en cuyo caso, probablemente, no cuente con referentes inmediatos o cercanos en su entorno familiar de cómo es la vida universitaria y, quinto, porque debe recabar suficiente información para tener la garantía de que la universidad que elija cumpla con los requerimientos institucionales de solvencia académica, solidez patrimonial, infraestructura pertinente y prestigio ganado.

Ante este escenario,  me permito formular las siguientes recomendaciones:

  1. Analizar la elección efectuada en su establecimiento educacional: científico o humanista y evaluar la validez actual que tiene a la luz del nuevo escenario enfrentado, ello para precisar el ámbito de profesiones que deberá evaluar.
  2. Confeccionar un listados de todas las carreras insertas en al campo de interés elegido en el período escolar o reevaluado con posterioridad.
  3. Recabar información sobre  trayectoria, solvencia y prestigio de las universidades que impartes las carreras situadas en el ámbito de posibilidades.
  4. Evaluar valores de colegiaturas en contraste con el prestigio y trayectoria de la universidad, para llegar a la mejor elección.
  5. Revisar los programas de las carreras seleccionadas, para informarse de contenidos, exigencias y asignaturas estratégicas, contrastándolas con las competencias que cree tener.
  6. Analizar el campo laboral, proyecciones futuras, salidas intermedias de titulación y ámbitos de especialización e idealmente conocer la experiencia profesional de quienes ya están en el campo laboral..
Anuncios

Ingresa en este cuadro tu trabajo o comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s